09 septiembre 2016

Emmanuel Theumer: “Agenciamientos feministas-diversofuncionales-sexodesobedientes: ¿Qué pasaría si todxs nos uniríamos a tu protesta?

Exposición de Emmanuel Theumer en el marco de la "3º Jornada en sexualidad y diversidad funcional: Eróticas que diversifican los deseos", realizadas el 12 de agosto de 2016, en la Facultad de Ciencias sociales de la UBA (CABA- Argentina)

Correo de contacto: jornadasexualidad@hotmail.com

Video y edición: Sol Bodean


Video:Beto Canseco - "Hacer temblar la ontología. Algunas reflexiones en torno a la vergüenza y la eroticidad"

Exposición de Beto Canseco en el marco de la "3º Jornada en sexualidad y diversidad funcional: Eróticas que diversifican los deseos", realizadas el 12 de agosto de 2016, en la Facultad de Ciencias sociales de la UBA (CABA- Argentina)

Correo de contacto: jornadasexualidad@hotmail.com

Video y edición: Sol Bodean




ENLACE

VIDEO: Interrupción voluntaria del embarazo y el derecho a decidir en personas con diversidad funcional/discapacidad"

Exposición del Dr. Claudio Espósito en el marco de la "3º Jornada en sexualidad y diversidad funcional: Eróticas que diversifican los deseos", realizadas el 12 de agosto de 2016, en la Facultad de Ciencias sociales de la UBA (CABA- Argentina)

Correo de contacto: jornadasexualidad@hotmail.com

Video y edición: Sol Bodean




06 septiembre 2016

Curso intensivo "Sexualidad y diversidad funcional/discapacidad". TRANSFORMAR LA PASIÓN EN IDEOLOGÍA


Docente: Prof. Silvina Peirano

FECHA DE ENCUENTRO
Sábado 24 de septiembre de 2016


HORARIO 
10:00 a 17:00 Hs


DIRECCIÓN
Uriarte 2011 Palermo C.A.B.A - Argentina
(Sede ASDRA)

Informes e inscripción
peiranosilvina@hotmail.com

Arancel: $300
50% de descuento socios ASDRA
10% de descuento grupos



05 septiembre 2016

INVITACIÓN NOS TOMAMOS UN CAFÉ y lxs informamos sobre el CURSO ORIENTADOR/RA en SEXUALIDAD y DIVERSIDAD FUNCIONAL/discapacidad.

INVITACIÓN
NOS TOMAMOS UN CAFÉ y lxs informamos sobre el 
CURSO ORIENTADOR/RA en SEXUALIDAD y DIVERSIDAD FUNCIONAL/discapacidad.

*Propuesta
El próximo SÁBADO 17 de SEPTIEMBRE, de 11:00 a 13:00 
la Lic Maria Elena Villa Abrille y la Prof.Silvina Peirano (directoras del curso)
lxs invitamos a una charla distendida en la que abordaremos la propuesta que desde hace 3 años, 
venimos desarrollando desde el 
CURSO ORIENTADOR/RA en SEXUALIDAD y DIVERSIDAD FUNCIONAL/discapacidad.


>La actividad es GRATUITA - Cupos reducidos 
> Sólo con Inscripción previa: jornadasexualidad@hotmail.com

*Lugar
Av. Santa Fe 2274 10º “A” Barrio Norte - CABA.
>Promoción de un 10% de descuento en los honorarios del curso; 
para quienes participen de este encuentro<


MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL CURSO
12º CURSO: ORIENTADOR/RA en SEXUALIDAD y DIVERSIDAD FUNCIONAL/discapacidad

NOVIEMBRE: 10,11 y 12 - De: 10:00 a 18:00Hs.
C.A.B.A - Argentina.

DOCENTES
Silvina Peirano
Lic Maria Elena Villa Abrille
+Profesionales invitadxs




Cartilla de orientación sobre sexualidad y discapacidad intelectual

Fuente:Instituto Mara Gabrilli
Autora: Fernanda Sodelli 
Co- autores: Claudio Picazio e Marta Gil
Brasil; 2013 (material en portugués)


PRESENTACIÓN En nuestra sociedad la sexualidad es un tema que aparece como un enorme tabú. Los mitos y prejuicios inhiben una orientación que debe ser hecha de forma natural y saludable.

El Instituto Gabrilli Mara cree que este es un tema que merece atención. Por esta razón, hemos desarrollado este manual, con el objetivo de proporcionar orientación con respecto a la sexualidad de los niños, jóvenes y adultos con discapacidad intelectual.

Aquí el lector encontrará información sobre las etapas del desarrollo del ser humano, haciendo hincapié en la necesidad de proporcionar orientación y el diálogo en diferentes etapas de la vida de la persona con discapacidad intelectual. 

Esperamos que nuestras guías ayuden a los padres, cuidadores y profesional para minimizar los conflictos generados por los temores y dudas y para proporcionar experiencias positivas en la construcción de la autoestima y la afectividad de una persona con discapacidad.


31 agosto 2016

Solidaridades efectivas

Por: Dolores Curia
Fuente. Suplemente "SOY" Página/12
VIERNES, 26 DE AGOSTO DE 2016
Ver Artículo original


¿Hay una relación entre autismo y diversidad sexual? La relación está en la perspectiva. Desde hace un tiempo las llamadas minorías (sexuales, étnicas, con discapacidades) comenzaron a tender lazos y a intercambiar estrategias para la participación en las decisiones sobre sus propios cuerpos. La neurodiversidad es un concepto relativamente nuevo que mucho le debe a la irrupción de las luchas de las diversidades sexuales contra la normalización, lo cual de ningún modo quiere decir renunciar a la medicina y a la ciencia.

Lo primero que aparece cuando se googlea la palabra autismo son imágenes de niños golpeándose la cabeza detrás de un vidrio esmerilado. Por eso proponemos pasar por alto esta parte e ir directo a buscar a Rosie King. Rosie es una adolescente inglesa que vive con autismo y se define como activista queer punk. Cuando tenía nueve años, los médicos confirmaron su diagnóstico de Asperger, un tipo de autismo de los que se deniminan “con alto funcionamiento”. En el blog “My perfectly imperfect family” describe las vías de comunicación que ha ido generando con sus dos hermanos menores, que también viven con autismo pero no hablan, y sobre cómo se prepara para empezar la universidad. Ha ilustrado el libro The daily journal of Arabella Crumblestone –que escribió su mamá sobre esta familia orgullosamente inusual– y se ha hecho bastante popular en Reino Unido por conducir el programa de la BBC “Mi autismo y yo”. Rosie dice cosas como ésta: “El mecanismo de representar a ciertos grupos sólo con estereotipos sucede no sólo con el autismo, también con el colectivo lgbti, los afros. La gente le tiene tanto miedo a la diversidad que trata de meterla en una caja con etiquetas. Pocos imaginan lo que me pasa como persona con autismo. Tengo una gran imaginación. El mundo de mi mente es a veces más real que el de afuera y puedo tener una reacción exterior. El problema es que pocos quieren estar cerca de alguien que de repente se pone a gritar en una clase.”

El Doctor No
Resulta interesante la coincidencia en los procedimientos que la medicina ha ido poniendo en práctica a lo largo del siglo pasado para normalizar al paciente con autismo y al “paciente con homosexualidad”. Uno de los más conocidos métodos que prometían el fin del autismo es el del psicólogo noruego Ole Ivar Lovaas, que en 1965 la revista Life anunciaba así: “Frúnzale el seño al niño, a continuación, una fuerte cachetada. Esta deliberada y calculada brusquedad es parte de un nuevo tratamiento extraordinario para niños lisiados mentales.” La terapia ideada por Lovaas y su equipo se basaba en un manual estrictamente empírico: los chicos eran recompensados con M&M y jugo de manzana cuando hacían algo “bien” como establecer contacto visual cuando se los llamaba por su nombre. Y se los desalentaba al grito de “¡No!” cuando mostraban comportamientos como aleteos de manos o cualquier otro “tic que pareciera autista”. Cuando los gritos no eran suficientes Lovaa recomendaba el plan b: descargas eléctricas. Aparentemente la mitad de los chicos que se sometían a sus programas intensivos lograban “normalizarse”.

Pero la cruzada de Lovaa contra las desviaciones no se limitaba al autismo. En 1970 junto a otros dos discípulos, Richard Green y George Rekers, llevó adelante el experimento “Femenine Boy Project” (Proyecto del Niño Femenino), que buscaba rastrear el origen de la identidad de género (“y sus desviaciones”) en la infancia. El conejillo de indias se llamó Kirk Andrew Murphy, de cinco años. Sus padres estaban convencidos de que Kirk mostraba comportamientos inapropiados para un varón. El diagnóstico para el equipo de Lovaa fue inmediato: disforia de género. Stonewall había tenido lugar apenas un año antes, tal vez por eso el equipo de Lovaa consideró necesaria esta aclaración: “Puede que el mundo con el tiempo se vuelva más tolerante a aquellos con roles sexuales desviados, pero, seamos realistas, es mucho más difícil cambiar la sociedad que cambiar a Kirk”. Sometieron a Kirk una especie de campamento de inmersión inspirado en los métodos que habían estado probando sobre los niños con autismo. En este caso los comportamientos censurados serían el contoneo de caderas, las piernas cruzadas y cualquier otro interpretado por los profesionales como afeminado. Otra de las pruebas era darle a elegir entre dos grupos de juguetes, de un lado, aquellos considerados para niñas, y del otro, los de niños. “Juega con Barbies a los cinco, duerme con hombres a los veinticinco”, entonaba uno de los médicos en la televisión promocionando el método. Después de seis sesiones declararon a Kirk “curado de todo signo de amaneramiento”. Este supuesto éxito catapultó a la fama especialmente a uno de los médicos del equipo, Rekers, quien se convirtió en una autoridad en materia de terapias de conversión. En 1983 fundó el Consejo de Investigación Familiar, un lobby cristiano que le dio letra a la plataforma republicana para que su posición anti–matrimonio igualitario contara con avales presentados como científicos.

Diversidad cerebral
Los nuevos enfoques que intentan dar herramientas para mejorar la vida de las personas que por un factor u otro no coinciden con los que se entiende como parámetros normales, también implican un cruce con el activismo queer. Si bien las miradas como las del doctor Lovaa no han sido erradicadas, en la última década prevalece el enfoque de la neurodiversidad, que considera que las competencias de las personas no son absolutas, sino que se definen a partir de los valores de la cultura a la que pertenecen. La neurodiversidad habla de un continuum. Esto es que las personas con discapacidades no existen como islas totalmente separadas de todos los demás. El espectro autista, que se representa con los colores del arcoíris, va desde el “clásico” (enmudecimiento, aislamiento, comportamientos repetitivos) hasta el autismo de alto funcionamiento, con buenas habilidades para el lenguaje, inteligencia media o superior, intereses específicos.

La palabra neurodiversidad nació a fines de los 90 de la mano de la socióloga australiana Judy Singer, madre de una niña “aspie” (abreviatura de Asperger). En los 90, después del diagnóstico de su hija, Singer empezó a reconocer signos de autismo en ella misma. Se unió a una lista de mails llamada Vida independiente en el espectro autista, donde personas diagnosticadas con autismo intercambiaban información y preguntas que tal vez no se animaban a hacerles a médicos o amigos como: ¿cuál es el tiempo aconsejable para establecer contacto visual en una charla? La mayoría de los miembros de la lista concluyeron que era obligatoria al principio y al final, pero opcional en el medio. Durante esos años no paró se sumarse gente a la lista, y para 1997 ya empezaban a instalar una nueva palabra “pluralidad neurológica”. Empezaron a pensar paralelismos con los movimientos de personas Sordas y el activismo lgbti. Todos esos grupos construían su identidad por fuera de los estigmas enfatizando sus diferencias con respecto a la cultura dominante. De estos cruces surgió el término neurodiversidad, una idea que Singer esperaba se esparciera dentro de las comunidades de diversidad funcional (discapacidad) con la misma potencia que ya lo habían hecho, durante los 60 y 70, consignas que impulsaron a otros grupos a la acción, como “Black is Beautiful” y “Gay is good”.

Lugar para el dolor
Para Roberto Rosler, neurocirujano argentino, cuando se habla de autismo desde el punto de vista de la neurodiversidad es preciso estar atentos para no caer en el extremo contrario de la mirada “discapacitante”, es decir, el mito de la genialidad: “Recuerdo un slogan. ‘Autista hoy, genio mañana’. Los mensajes que perpetuán estereotipos, aún los bien intencionados, pueden ser peligrosos. Algunos niños con autismo tal vez algún día manifestarán su genialidad. La mayoría no. Algunos niños sin autismo tal vez manifestarán su genialidad. La mayoría no.” Aun reconociendo su aporte radical, ¿la mirada de la neurodiversidad no implica el riesgo de que la corrección termine desdibujando el dolor que puede implicar ese diagnóstico? Rosler responde: “Considerar al niño con autismo como diverso es una forma de entender lo que le pasa. No implica opacar el tsunami que puede traer a la vida cotidiana: tal vez no pueda ir a un cumpleaños porque se aterroriza por el ruido, o comer afuera porque sólo come dos cosas. Comprenderlo en su diversidad, descubrir sus asombrosas capacidades, no aplaca el dolor pero sí ofrece otras herramientas.”

Mujeres fuera del espectro
Durante mucho tiempo, se creyó que el autismo sólo podía tener impacto en los varones. A este supuesto se lo conoce como el modelo masculino del autismo. “Las niñas y mujeres con Trastornos del Espectro Autista (TEA) cumplen criterios diagnósticos diferentes de los varones. Esto lleva a que las mujeres sean sub–diagnosticadas, medicadas, no tratadas o tratadas con intervenciones no adecuadas”, dice Tania Marshall, una de las voces detrás del llamado a visibilizar la existencia de mujeres dentro del espectro. En Argentina muchas de ellas encuentran un espacio de acción y diálogo en el grupo Mujeres TEA. Radha Vega, bailarina, instructora de yoga y técnicas corporales (Facebook: radhacasaestudio), es una. Fue diagnosticada a los 26, hoy tiene 43: “Leo y escaneo mentalmente un concepto. Aprendí a leer a los cuatro, de niña me aburría en el colegio, porque no entendía lo que me explicaban del modo en que lo hacían, buscaba mis propias pedagogías. Al mismo tiempo tenía la redacción de un adulto. Las maestras no sabían cómo evaluarme.”

En los 80 cuando le dieron el diagnóstico para el equipo de médicos que la trataba fue una escena antológica porque nunca le habían dado este “veredicto” a una mujer adulta. “Lo que nos aflige es que no tenemos a quién derivarte”, le dijeron. “Hay tantos autismos como individuos –dice Radha–. No somos galletitas. Pero sí comparto con otras personas con autismo mi gusto por la sistematicidad, mi tendencia a buscar patrones en la naturaleza. Las líneas de estudio más avanzadas, que encaran el tema desde la neurodiversidad, ya no hablan de discapacidad, pero vivimos en un mundo establecido con pedagogías sociales neurotípicas (para cerebros típicos). El autismo es visto como un trastorno al cual normalizar y no como un portal para conocer sobre la diversidad.”

"Discapacidad, sexualidad y teoría queer"

Autores: Alejandra López Pérez
Localización: Revista de estudios de género: La ventana, ISSN 1405-9436, Vol. 5, Nº. 44, 2016, págs. 199-202
Idioma: Español
Es reseña de: Sex and Disability Robert McRuer, Ana Mollow
United States of America : Duke University Press

Keith_and_Harry.jpg
Harry Wieder




¿Cómo experimentan su sexualidad las personas con discapacidad? ¿Qué tan amplio es el espectro que las identifica como tales? A pesar de lo muy discutidos que son los temas sobre los derechos y la discapacidad, muy pocas veces se centran en su sexualidad. Sex and disability, de Robert Mcruer y Anna Mollow, hacen una compilación de ensayos de investigación de varios autores sobre estos temas. Dividido en cinco apartados, los temas son Acceso, Historias, Espacios, Vidas y Deseos, cada uno con distintos aportes y visiones sobre la discapacidad y quienes se consideran como discapacitados. La teoría queer es una de las líneas recurrentes en este texto, y se identifica con la problemática de acceso a la sexualidad de las personas con discapacidad.


Video: Asistencia Sexual y diversidad funcional

Compartimos un video de reciente aparición, que aborda -desde nuestras perspectivas- de manera sesgada la temática sexual y puntualmente la asistencia sexual de personas y/o parejas con diversidad funcional.

Consideramos que puede ser un material interesante para propiciar debates más allá de las superficialidades, para que el sexo de "lxs otrxs", no nos siga pareciendo un fenómeno llamativo!-




ENLACES


ENCUENTRO: Sexualidad y diversidad funcional/discapacidad desde un abordaje tántrico


ENCUENTRO 
Sexualidad y diversidad funcional/discapacidad 
desde un abordaje tántrico

SÁBADO 1 de OCTUBRE De 14:00 a 19:00 Hs.


DOCENTES
Olga Tallone Psicomotricista, Psicologa, Sexologa Clinica. Fundadora y Directora de TantraClub


PROPUESTA
El encuentro “Sexualidad y diversidad funcional/discapacidad desde un abordaje tántrico” propicia una aproximación inicial a la temática sexual en relación a personas y/o parejas con diversidad funcional/discapacidad. Un espacio invitante a un nuevo enfoque del deseo sexual y erótico en procura de transformar y multiplicar recursos personales y profesionales que se conjuguen en una concepción plural y equitativa de todas las sexualidades.

ESTE ENCUENTRO PROPICIA
Profesionales, técnicos, y/o estudiantes avanzados/as del ámbito de la salud, educación, social, etc; que trabajen junto a personas con diversidad funcional/discapacidad y que deseen ser puentes y atajos del derecho a acceder al propio cuerpo y al placer de quienes acompañan.


Cupos limitados 
Insripción previa mediante depósito bancario
INVERSIÓN $400


LUGAR de ENCUENTRO
Av. Castro Barros 1414 Casa Naranja Timbre “A” C.A.B.A - Argentina


INFORMES e INSCRIPCIÓN
mitologiaespecial@hotmail.com

18 agosto 2016

Audio: Entrevista sobre asistencia sexual y diversidad funcional

Mesa Asistencia sexual y diversidad funcional
Jornada Eróticas que diversifican deseos

Compartimos y agradecemos el audio de la entrevista que hace un tiempo realizara nuestra querida amiga Bubulina Moreno desde el programa "Gente de Colores" de la UN Radio emisora de la Universidad Nacional de Colombia.



La profesora Silvina Peirano (creadora de SEX Asistent) , junto a Sofía Compañía y Lila AS (asistentes sexuales de personas con diversidad funcional) realizaron algunas aproximaciones en torno a la asistencia y/o acompañamiento sexual a personas o parejas con diversidad funcional.


Video Sketch: "Dicen que aquí sí podemos hacerlo"



El pasado 12 de agosto en la Facultad de Ciencias Sociales (UBA), y en el marco de la "3er. Jornada en sexualidad y diversidad funcional/discapacidad -Eróticas que diversifican los deseos", nuestros amigos/actores Marcelo Roldan y Daniel Salvatierra presentaron el sketch "Dicen que aquí sí podemos hacerlo"

SINOPSIS Dos hombres se conocen en una espera donde aguardan ser atendidos por una asistente sexual.






CONTACTO
Grupo IN-DEPENDIENTES
grupo1independientes@gmail.com




15 agosto 2016

"Que tiemble el mundo"

Fuente: Suplemento Soy . Página/12
VIERNES, 12 DE AGOSTO DE 2016
Por: Beto Canseco

Agradecimientos:Dolores Curia
Beto Canseco en 3º jornadas

Hoy se llevará a cabo la Jornada “Eróticas que diversifican los deseos”, que propone un cruce inusual entre reflexiones sobre la diversidad funcional (discapacidad) con otras miradas como la de la disidencia sexual y el feminismo, entre otras desobediencias. Aquí, un adelanto exclusivo para SOY: un relato en el que se cruzan temblor y mariconería.


El título suena lindo, por eso no lo cambio. Pero en principio es mentira. El temblor corporal se refiere precisamente a un movimiento que es involuntario, que una no hace, una no es agente, sino que se trata de una oscilación rítmica que se define particularmente por el hecho de que no tenemos nada que ver con su inicio o incluso va en contra de lo que queremos de manera voluntaria. Así, el temblor de alguna parte del cuerpo, de la cabeza, miembros superiores o inferiores, de la mandíbula, de los ojos, de cuerpo entero suele estar relacionado con determinadas experiencias que parecieran provocarlo: el miedo, el nerviosismo, el frío, el estrés o con diversos diagnósticos neurológicos. En mi caso en particular, por ejemplo, lo que tiemblan son mis manos y el diagnóstico a través del cual el saber médico lo gestiona es a través de lo que se denomina temblor esencial, lo cual básicamente significa que se desconocen sus causas pero se presume que se trata de una condición congénita. A lo largo del tiempo pasé por diversos tratamientos que se suponía podrían ayudarme a controlar el temblor, pero ninguno tuvo mucho efecto -más que los efectos secundarios, digamos- (probé antiparkinsonianos, inyecciones en la espalda, un tipo de ansiolíticos, etc.), por lo que, cerca de los veinticinco años de edad, dejé cualquier tratamiento y ya no me he acercado más al saber médico por esta cuestión en particular.

Así, en mi cuerpo se intersectan dos diferencias: el temblor y la mariconería, las cuales me hacen pensar algunas cuestiones que quisiera compartir a través de este texto. Por un lado, el hecho de que muchas de nosotras rediseñamos nuestros movimientos en las actividades que llevamos a cabo, utilizando partes del cuerpo para funciones que no parecieran corresponderles (para quienes temblamos, muchas veces el uso de las dos manos o el apoyar el codo, o buscar un tercer apoyo con la boca, pueden ser modos posibles de movernos y que no siempre son bien vistos); lo mismo podríamos pensar sobre las zonas corporales u orificios que no son considerados sexualizables (sin ir más lejos, hace unas semanas, un semanario católico de México esgrimía, como argumento contra el matrimonio igualitario, que el ano de los varones -no explicaba porque tan solo el de los varones- era para expeler, nunca para ser penetrado). Esto nos habla claramente de una construcción (capacitista y heterosexual) de nuestros cuerpos.

Por otro lado, tanto el temblor como la mariconería devuelven el hecho de que somos atravesadas por miradas y opiniones sobre nuestros cuerpos que muchas veces están vinculadas con un afecto en particular y que vale la pena repensar: la vergüenza. A propósito de ello, Eve Kosofsky Sedgwick se pregunta si acaso alrededor de este afecto no hemos construido nuestras identidades muchas de nosotras, quienes luego hemos hecho alianza a través de políticas queer. Así, dice Sedgwick, tal vez aquell*s que se asumen como queer son precisamente, en sus propias palabras, “aquellos cuya identidad es por alguna razón entonada más durablemente bajo el acorde de la vergüenza”. De este modo, tal vez más interesante que negar esa vergüenza sería reapropiarnos de ella, transformarla, renarrarla y resignificarla. ¿Puede ser esta experiencia de subjetivación un punto nodal para pensarnos en alianza feminista, disidente sexual y diverso funcional?

Por otra parte, la vergüenza apunta además a la experiencia de ser cuerpos que son «mirados» (percibidos/reconocidos) y que, en definitiva, son constituidos a través de la dependencia a esas experiencias de reconocimiento. De esta manera, si es cierto que nuestro vínculo con el mundo es de dependencia fundamental, también es cierto -y en esto ha insistido muchas veces Judith Butler- que somos vulnerables, que nos pueden herir y dañar y esa posibilidad no puede negarse sin negarnos de algún modo a nosotr*s mism*s. De la misma manera, también puede suceder, y en esto quisiera insistir aquí, no solo que nos hieran, sino que esos vínculos con el mundo se eroticen. Y esto también está fuera de nuestro control y esa una posibilidad que no debiéramos negar. No sabemos cuándo sucederá, el placer sexual puede interrumpirnos en cualquier momento y no debiéramos arrogarnos el conocimiento de antemano acerca de qué cuerpos podrán hacerlo. No sabemos qué puede un cuerpo y parece importante sostener esta pregunta si es que queremos ser alguna otra cosa de lo que se nos ha hecho. No sabemos qué puede un cuerpo; y sin embargo, pareciera que sí lo sabemos y esta certeza es la que obtura la exploración de posibilidades y el desafío de los límites corporales, tal como los conocemos. No sabemos qué puede un cuerpo y sin embargo no todos los cuerpos vivimos en condiciones igualitarias para poder explorar respuestas novedosas a esta pregunta. Militar el placer sexual tendrá que ver, en ese sentido, con sostener esta pregunta ética y abogar porque tod*s podamos tener la oportunidad de sostenerla.

En síntesis, sugiero que quienes queremos hacer temblar los supuestos ontológicos que obturan el placer deberíamos hacer alianzas alrededor de una recuperación de nuestras subjetivaciones avergonzadas. Y volvernos así cada vez más desobedientes de los sistemas obligatorios de capacidad corporal y heterosexualidad.


Viernes de 9 a 18, Facultad de Ciencias Sociales (UBA), Santiago del Estero 1029. Organizan: Lic. María Elena Villa Abrille y Prof. Silvina Peirano.

06 agosto 2016

Película "Inseparables"

Estreno: 11 de Agosto de 2016
Duracion: 107 Minutos
Origen: Argentina
Idioma: Español
Genero: Drama, Comedia
Director: Marcos Carnevale
Actores: Oscar Martínez, Rodrigo De la Serna, Carla Peterson, Alejandra Flechner, Franco Masini



SÍNTESIS Felipe un empresario adinerado que ha quedado tetrapléjico, debido a un accidente, está buscando a un asistente terapéutico. Se presentan varios muy calificados, pero él decide tomar al ayudante de su jardinero, Tito que ha decidido renunciar. Tito no reúne ni por cerca las condiciones requeridas para tal empleo, cosa que notan inmediatamente las personas más cercanas a Felipe: Verónica e Ivonne su ama de llaves, pero Felipe mantiene firme su decisión. Tito es la única persona, en mucho tiempo, que no lo trata con compasión.



Laura Moya: “La teoría crip es la parte más subversiva de la diversidad funcional”

Laura Moya. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)
Fuente:Arainfo.org
29 julio, 2016


Laura Moya es trabajadora social y estudiante de doctorado en Sociología en la Universidad de Zaragoza. Está desarrollando su proyecto de tesis sobre la teoría crip.

Mientras nos dirigimos a la cafetería del Paraninfo, vamos pasando en silencio por sus pasillos de color ocre. El suave golpeteo de las patas de Geneva nos acompaña mientras avanzamos. Laura me coge del brazo y hay momentos en que siento que me lleva ella y otros que le llevo yo. Eso me hace pensar que tengo un antebrazo delgado, y muy largo. Me aparto un poco antes de que comiencen a sonar los disparos de la cámara. Nos sentamos y, después de pedir algo para beber, comenzamos nuestra conversación.

¿Qué lugar ocupa lo corporal en tu trabajo?
Me dedico a investigar sobre la diversidad funcional, lo que antiguamente y no tan antiguamente se llamaba discapacidad. Dentro de ella, la teoría crip es la parte más subversiva y hace mucho hincapié en el cuerpo. Muchas investigaciones sociológicas le dan un papel central al cuerpo y la teoría crip sobre todo hace una crítica al cuerpo normativo. Ahora estoy haciendo la tesis doctoral con una beca y mi proyecto es hacer una investigación-acción participativa para, aparte de investigar, llevar a cabo una acción que tenga una repercusión en la realidad. Es lo que llamamos el analizador. Mi idea es exponer los cuerpos que siempre han sido clasificados como anormales, tratando esta diferencia desde una perspectiva positiva, de enriquecimiento corporal y cultural de todos los cuerpos.

¿Y qué es el analizador?
Hay diferentes metodologías participativas y una de ellas es construir un analizador basado en gente que participa para dar propuestas acerca de un proyecto a realizar. Nosotros escogimos gente del ámbito asociativo, artístico, de la Administración, de la Economía Social…, para que dieran ideas. Y los estimulamos con esta crítica al cuerpo normativo, en distintas sesiones, para que desde allí salieran actuaciones a llevar a cabo. Todo esto lo hemos ido volcando en un blog llamado Mundo Crip.

El grupo que empezamos a pensar en esto, a partir de diciembre, hicimos el analizador con una sesión al mes hasta el mes de junio, de manera que han ido saliendo distintas propuestas de actuación, y a partir de octubre o noviembre la idea es que llevemos a cabo las actuaciones. Entre las propuestas que han surgido está un mapeo crip sobre cómo experimentar la ciudad desde esta diversidad corporal, y otra es hacer poesía quebrada o tullida exponiendo versos no solo escritos en las paredes de las ciudades sino también a nivel sonoro, rítmico o con otras sensaciones corporales.

Retomando la teoría crip, ¿de dónde viene o cómo surge?
Podría decirse que la teoría crip es como la teoría queer para la diversidad funcional. Y viene sobre todo del mundo anglosajón, de Estados Unidos, pero luego ha llegado al contexto más cercano. Lo que intenta hacer es una crítica al cuerpo normativo, que se considera normal, y tener en cuenta que este cuerpo es construido social y culturalmente en categorías como la que diferencia los cuerpos entre capacitados y discapacitados. Esta categoría hace referencia a un ideal funcional que confunde la funcionalidad mayoritaria con la capacidad, sin considerar otras funcionalidades minoritarias que realizan esa capacidad pero que no son tan conocidas. Un ejemplo sería que la capacidad es comunicarse pero se entiende que la funcionalidad mayoritaria de esta capacidad es la lengua oral y por tanto se entiende esto como capacidad sin tener en cuenta otras funcionalidades minoritarias como la lengua de signos o los pictogramas. Esto mismo ocurre con otras categorías que distinguen entre los cuerpos sanos o deficientes, sin considerar que la salud se refiere a características mayoritarias que no tienen en cuenta diferencias orgánicas. Así que se trata de desnaturalizar estas categorías, la deficiencia y la discapacidad, a partir de la teoría crip y exponer esta diferencia con orgullo. Porque el término crip viene del diminutivo de la palabra cripple que significa tullido en inglés, y su objetivo era escoger una denominación que ha sido considerada negativa y convertirla en un signo de orgullo.

Eso me recuerda que desde la diversidad afectivo-sexual se ha reivindicado el término maricón por ejemplo y eso ha conseguido que deje de tomarse como un insulto.

Es que la teoría crip viene de la teoría queer, el término utilizado por el colectivo LGTBI para autodenominarse de manera desafiante. El término crip se empieza a utilizar en la década de los 90 de modo que en Estados Unidos la gente con diversidad funcional empezó a autodenominarse con estas palabras. El precursor de la teoría es Robert McRuer, que publicó un libro titulado Crip Theory en el año 2006. Y yo creo que es algo que en la cultura sí que está instalado, ese humor negro, pero nunca había salido a la luz. Por ejemplo, con gente que son ciegos o tienen discapacidad visual si vas a coger una cosa que resulta que no es lo que piensas. Como un amigo mío que el otro día en casa fue a tocar un gato que tiene y resulta que era una piedra del jardín, y entonces le dices ¡ala qué cegatada! Este término de ‘cegatada’ tiene mucho que ver con lo crip. Y ahora se está expandiendo con orgullo como diciendo ¿qué pasa?, no soy normal pero tampoco quiero serlo, estoy a gusto con mi diferencia. Y esto es algo que en el movimiento de la discapacidad ha estado muy ocultado porque ha habido un intento de asimilación a la norma, de que no se note la diferencia.

29 julio 2016

Corto: "Tómame"

FICHA TÉCNICA
Prends-moi /Tomáme
Dirección: Anaïs Barbeau-Lavalette, André Turpin
Año: 2014

País: Canadá


SINOPSIS 

Mani comenzó a trabajar como cuidador en un centro para personas con discapacidad. Su trabajo consiste en satisfacer las necesidades y demandas de los internos; higienizándolos a diario, por ejemplo. Sin embargo, entre sus funciones, existe también el brindarle apoyo a dichas personas en la habitación "íntima" donde los residentes pueden pedir permiso para ir a tener relaciones sexuales. Un día se tiene que realizar una tarea particularmente íntima que lo pone muy incómodo, y solicita una reunión con su superior.





Web Silvina Peirano. Especialista en sexualidad y diversidad funcional/discapacidad


"Transformar la pasión en ideología"

Las trayectorias profesionales; son caminos compartidos. ENSEÑAJES de ida y (afortunadamente) de vuelta!


Me permito entonces; invitarte/invitarlxs a recorrer y difundir este nuevo espacio desde el que propicio nuevos encuentros en torno a las sexualidades y las diversidades funcionales.

Silvina Peirano

26 julio 2016

Corto: "Buenas sensaciones". Sexualidad y diversidad física

Fuente: Handicap.frs 
Director: Benedicto Rambourg
Gran Premio en el 7º Festival Cinéma et Handicap 2015 (Lyon; Francia)  


SINOPSIS: Daniel -que se desplaza en una silla de ruedas y presenta una paraplejia- es dibujante y se dedica a la práctica de tiro con arco; se prepara para los Juegos Paralímpicos.

El fatídico día se acerca y se le asigna un nuevo masajista. Es escéptico inicialmente, sin embargo, vive su primera erección casi accidentalmente durante una de las sesiones de masaje. 
Ante esta luz de esperanza, va en busca de nuevas sensaciones, descuidando su preparación para los juegos... (paralímpicos). Por su parte, la masajista busca la manera de dibujar en el cuerpo de Daniel; nuevas sensaciones.



03 julio 2016

"Los úteros con más debate social"

Carmeta Tapia
León (España) 30 de julio de 2016

Fuente imágen: "Manos desnudas"

La esterilización. de mujeres discapacitadas vuelve a la actualidad tras la alerta de la Fundación Cermi. 75 peticiones se registran al año en España. Las familias leonesas afrontan la actividad sexual de sus hijas de manera diferente, negando esa necesidad o con visitas a los centros de planificación familiar.


Es un tema tabú. Las familias afrontan en solitario la gestión de la sexualidad de sus hijas con discapacidad intelectual o enfermedad mental. La Fundación Cermi Mujeres acaba de abrir un debate socialmente silenciado desde hace treinta años al criticar que los jueces reciben todavía peticiones para esterilizar a personas con discapacidad, sobre todo de sexo femenino. «La inmensa mayoría de las familias se mueven por el pensamiento establecido de que hay que proteger», asegura Isabel Caballero, presidenta de la Fundación Cermi Mujeres, que rechaza la decisión contraria a la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad. «Es una intervención invasiva e inadmisible en el cuerpo de estas personas. Se las esteriliza porque no encajan en ese modelo de madre que dicta la tradición».

La esterilización está despenalizada en España siempre que un juez acepte la medida, pero el proceso puede ser tan largo y farragoso para las familias que recurren a otras fórmulas. «El único temor de las familias es que las chicas se queden embarazadas», asegura el psicólogo clínico especialista en sexualidad, José Luis García. García ha impartido varios talleres de sexualidad en Amidow León. «El método más efectivo es la ligadura de trompas para las mujeres y la vasectomía para los hombres, pero a éste último se recurre menos». García asegura que en su experiencia como psicólogo y docente se ha encontrado con familias preocupadas «porque ni la decisión de esterilizar ni los métodos anticonceptivos capacita a las chicas para defenderse de posibles abusos, por mucha información que tengan, en la sociedad actual se encuentran con un riesgo añadido: el que llega de las redes sociales». La realidad, según el psicólogo, es que hay familias que se dirigen directamente a clínicas privadas para que los médicos realicen la intervención sin pasar por el juez. Una afirmación que la ex presidenta de Amidown, Aurora Salguero, «es imposible». «No creo que haya ningún médico que se arriesgue», asegura. Salguero califica el debate de «complejo, espinoso y delicado» y se pregunta: «¿Por qué las familias llegan a pedir la esterilización? ¿para quitarse una preocupación?, ¿para dar libertad a tu hija para que tenga relaciones sexuales? Cada familia tiene que responder a esas preguntas. Personalmente pienso que si ves que tu hija tiene una relación que puede conducir relaciones sexuales hay que hablarlo con ella y recurrir a planificación familiar para que pauten el anticonceptivo más adecuado».

Pedro Barrio, presidente de Asprona, (la Asociación Protectora de Personas con Discapacidad Intelectual o del Desarrollo) sostiene que son las familias las que deciden. «No tenemos ningún proyecto ni trabajo específico en este sentido. Las mujeres que tienen relaciones o pueden llegar a tenerlas acuden con sus familias a planificación familiar».

Ni en la asociaciones que trabajan en León con personas con discapacidad intelectual ni en el Consejo General del Poder Judicial existen estadísticas provincializadas del número de solicitudes de esterilización, aunque la media nacional está entre 70 y 80 registros anuales (37 en lo que va de año, 71 en 2015; 77 en 2014 y 80 en 2013). Ni Amidown ni Asprona ni Feclem (Fundación tutelar de personas con enfermedad mental) reconocen ningún caso en León.

Amidown León apuesta por la formación y el apoyo. La asociación de León ha realizado un trabajo de fondo entre los meses de abril y mayor para estudiar los conocimientos sobre sexualidad que tienen los jóvenes con síndrome de Down. Diecisiete chicos y chicas con síndrome de Down y discapacidad intelectual con edades entre los 18 y 37 años han participado en un cuestionario para evaluar los conocimientos antes y después de la formación sobre sexualidad, identidad sexual, roles de género, orientación sexual, cambios corporales, menstruación, erección y anticonceptivos y orientación del deseo. La asociación, en colaboración con estudiantes universitarios de León, analiza los resultados de la encuesta, aunque los primeros resultados demuestran que los participantes incrementan sus conocimientos.

Feclem, la Fundación tutelar de personas con enfermedad metal, que tiene a su cargo a 472 personas, 97 de León, sólo ha tenido que afrontar un caso de esterilización en 16 años de historia. «Fue un caso extraordinario en el que un juez valoró todas las opciones, informes médicos y psiquiátricos y dictaminó que sí era necesario. El caso se dio en una mujer de Segovia».

Desde Feclem aseguran que «las sentencias por incapacidad mental no merman los derechos como persona ni su capacidad para elegir si quieren o no tener hijos». De hecho, el 16% los tienen. «Es una enfermedad que en muchos casos, una vez estabilizados, les permite tener una vida como la de cualquier otro ciudadano».

La coordinadora de la Fundación Cermi Mujeres, Isabel Caballero, rechaza la esterilización por ser un método «radical» ligado a la concepción que se tiene de que las personas con discapacidad intelectual no son activas sexualmente.

El psicólogo José Luis García, por su parte, apuesta por cerrar definitivamente el debate «que pensé que estaba superado ya hace treinta años. «Yo soy partidario de ponerme de parte del bebé, pero considero que es una situación complicadísima que requiere mucha formación».
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...